La aventura del color…………..

24 05 2009

Soy una compradora de lana compulsiva.  No puedo ocultarlo, ni negarlo.  Quien me conoce sabe que tengo un par de armarios llenos de lana que ya casi igualan a los de tela y accesorios para patchwork ;-).  En la primera compra conjunta que hicimos a 100purewool, compré suficiente lace porque mi lista de proyectos a hacer del libro Victorian Lace Today ocupaba primer lugar en mis proyectos futuros.  Todo muy bien hasta aquí.  Pero conforme me fui volviendo adicta al lace, comencé a descubrir más patrones, diferentes lanas y ufffff….. como fue creciendo el alijo en el departamento lace.

El verano pasado, junto con mis buenas amigas, decidimos tejer el Seraphim Shawl de Miriam Felton (MimKnits) a modo KAL.  Obviamente, fui directamente a mis lanas recién adquiridas y escogí una que precisamente no había comprado, sino que me la habían regalado.   Dos madejas en un azul precioso.   El Serafin era regalo para mi madre a quien le encanta el azul y precisamente esta Semana Santa cuando la ví, le entregué el chal acabado con motivo de su cumpleaños.    Pero….. me había sobrado una madeja entera y unos 14 gramos de la otra.   Así que decidí que probaría  a teñirla.

Llevo años tiñendo tela de algodón con tintes químicos (reactivos precisamente, tipo Iberia, Dylon, etc) y tengo en el taller suficiente tinte como para teñir durante años.  Cuando me adentré en el mundo de los tintes, había leído un poco sobre el teñido de lana, así que busqué mis fuentes de información y me puse a leer sobre las diferencias entre el teñido de lana y el de algodón.   Y vaya que si hay diferencias en el proceso!  Pero con todo lo leído, decidí que probaría a pesar de que por todos lados he leído que la lana requiere un tipo de tinte que se conocen como Tintes Acidos (acid dyes).

Fue divertido… y  más bien rápido, comparado con el proceso que generalmente utilizo para las telas de patchwork.  La verdad es que además quedé muy satisfecha con los resultados!  Aprendí que los colores que con los mismos tintes se obtienen en el algodón, no tienen nada que ver cuando se tiñe lana!  Pero unos cuántas anotaciones y un poco más de experimentación han resultado en lanas con colores que realmente me han encantado!  Ahora sólamente falta el utilizar las lanas en algún proyecto.   La primera, la 100purewool la he regalado.  Espero que pronto la pueda ver tejida.

Aquí fotos del proceso:

IMG_0144

Nota:  los envases son reciclados, así que los nombres de los tintes no corresponden a los que en realidad hay en su interior.

El color obtenido después de hacer la mezcla de colores:

IMG_0141

IMG_0143

La lana en proceso de preparación para teñirla.  Aquí se puede apreciar un poco el color original.

IMG_0142

La lana teñida y secándose:

IMG_0153

Y el resultado final, ya ovillada:

IMG_0159

Pero obviamente que el gusanito no paró…. y entre más lo pensaba y más tiempo pasaba, las ganas aumentaban exponencialmente.  Así que hace 15 días volví a teñir lana,  pero esta vez  también experimenté con lana para hilar.  Ya me estaba aburriendo de hilar todo en color natural.  Y aquí están los resultados de esta segunda teñida:

IMG_0256

IMG_0247

IMG_0257 IMG_0259

En un principió me preocupó el que la lana para hilar se había afieltrado, pero antes de sentarme a comenzar a hilarla, la separé un poco y va perfectamente!  Ya estoy hilando la amarilla (futuro post).

Definitivamente no ha sido el final de esta aventura!  Este jueves tengo fiesta y aprovecharé para teñir más cosas que estoy convencida que ganarán con un cambio de color!

Hasta la próxima……….!!

Advertisements




Seraphim, tinte y miles de proyectos en mente…….

18 01 2009

El verano pasado comencé un KAL para tejer el Seraphim de Miram Feton, aka MimKnits. La verdad es un chal que se hace un poco pesado al principio, antes de llegar a la parte del calado, pero con resultados muy espectaculares. Como dicen por ahí, “muy resultón”! 😉

Me ha llevado mucho tiempo acabarlo, por lo mismo del aburrimiento de tantas vueltas en Stockinette stitch con tantos puntos, pero al final, después de haber acabado el Ene’s y el Foliage y con la intención de quitarme de encima proyectos inacabados, para poder justificar el comenzar más! jejeje  puse manos a la obra. Claro está, también porque me encuentro enganchada a la “lectura digital” en forma de AudioBooks.

He utilizado una lana lace de 100purewool en azul. El color exácto me parece que es “Winter” pero no estoy del todo segura. Desde que comencé, empecé a notar que las manos me quedaban manchadas de azul cuando ya llevaba rato tejiendo y eso me preocupaba. Por mi cabeza corrían mil probabilidades por las cuáles estaba “dejando” tanto. Mi experiencia con tintes fríos en tela me han enseñado que cuando esto pasa, es por 1 de dos razones:

1. El tinte no se fijó bien a la hora de teñir.

2. A la hora de aclarar, no se hizo un buen aclarado.

Pero como no sé qué técnica utiliza 100purewool ni el tipo de tinte, aunque no es difícil de imaginar, seguí tejiendo. Lo inteligente era haber hecho una pequeña muestra y lavarla, antes de seguir… pero ya estaba a punto de comenzar el calado, la parte interesante y además la perspectiva de opciones para remediar el problema se me hacían todavía más interesantes! Así que yo seguí con el chal. Lo acabé hace unas semanas, justo el 1 de enero, pero entre unas cosas y otras (principalmente que aprovecho casi todas mis horas libres para “jugar” con mi regalo de Reyes, la rueca) no lo había bloqueado hasta este fin de semana, para poder llevarlo mañana a la quedada de BK.

Ya tenía muy claro que al poner el chal en remojo utilizaría un jabón tipo Synthropol que sirve para sacar el exceso de tinte. Claro que para poder hacerlo efectivamente, hay que: usar agua a 60 grados de temperatura o más y agitación, las dos cosas totalmente incompatibles con la lana. Así que mi idea fue dejar el chal un poco más de lo “normal” en remojo.

Nada más meter el chal en el agua, esta comenzó a cambiar de color, pero no me asusté porque ya me lo esperaba. Y esto es lo que se veía:

pict1757

Me fui a hacer un par de cosas y al regresar, vaya susto!  Esto sí que no me lo esperaba:

serafin

El suave color azul, había cambiado por un intenso azul marino.  Rápidamente cambié el agua intentando manipular la lana lo menos posible.  Necesité 4 cambios de agua más, con un poco de jabón en dos de ellas.   Al final, cuando el agua tenia un tinte azul casi imperceptible, decidí poner el chal en una toalla blanca y bloquearlo.    Para mi satisfacción, el resultado ha sido este:

pict1776

pict17781

La toalla después de lavada ha quedado tan blanca como al principio.  Así que al final ha sido un caso de tinte mal aclarado.  Tengo un madeja completa y 20 grs. que sobraron  del mismo color, así que para no quedarme con las ganas, experimentaré con un par de las opciones en las que había pensado para solucionar el posible desastre!

Por cierto,  la modelo en esta ocasión ha sido “Lola”.  A Lola la heredé, me costó muchísimo acostumbrarme a su presencia, que en ocasiones lograba sobresaltarme, pero al final consiguió el rol de toallero.  Creo que Lola estará más contenta con su nuevo papel de  modelo de chals acabados!  😉

El chal está ya listo para guardarlo hasta que llegue a el momento de entregárselo a su  futura dueña a la  que espero le guste tanto como a mi!

Hasta la próxima!!!





International Quilt Festival, Chicago

25 04 2008


Este es uno de los quilts que más me gustó del Quilt Festival. Lamento decir que soy un desastre y he perdido la relación de los nombres de quilts y sus creadoras/es, así que no les puedo decir cómo se llama ni quién lo hizo. Si alguien lee este post y lo sabe, agradecería me lo haga saber.

El trabajo de acolchado en este quilt es increíble. Una verdadera obra de arte!

Siguiendo con el tema acolchado, este quilt también es uno de mis favoritos. Sus colores, el acolchado y la sencillez de la obra la hacen una obra elegante que dice mucho. Una vez más, el trabajo de acolchado es increíble y de envidiarse.

Y particularmente me ha llamado la atención la manera en que se ha trabajado el árbol, más específicamente, las ramas. Hace tiempo que quiero hacer algo con árboles sin hojas. Hay un árbol en el camino de Marata a La Garriga que veo cada lunes y me encanta! Este quilt me ha dado ideas que definitivamente tendré que poner en práctica.

El árbol de Marata:

Y la relación de los quilts de Chicago no estaría completa sin una foto del quilt ganador del primer premio. Aunque la temática quizá no sea del gusto de todos, hay que admirar el trabajo y el detalle con el que está hecho. El uso de color, de combinación de telas y tonos para lograr sombras y obtener el efecto deseado son excelentes. Desde luego ese quilt es una prueba de que una buena técnica logra efectos espectaculares.

Y este es el segundo post sobre Chicago….

Hasta la próxima!

Lately I’ve been lazy about posting in two languages. Part of the reason is my internet connection. I have a Mac and my ISP doesn’t “support” Mac OS, so one post might take me literally hours to complete. By the time I get done with the Spanish, I’m either too tired or exasperated to do the English part. I promise though, for all of those English-speaking readers, that I will make it up and post a few in English.. and hope I’ve the time for the Spanish translations.

In lieu of a literal translation, I’ll just write a quick account of the photos posted. These are the ones that caught my eye in Chicago, at the Quilt Festival. Mostly they can be considered Art Quilts with a lot of thread work.
I admire the use of color and workmanship. The quilting (machine), although simple is outstanding.

The tree in the girls dancing quilt has given me ideas to start working on a leafless tree that I’ve so played with in my mind. There is this particular tree that I see on my way to work and I’ve wanted to do something with it for a long time. I shall try and put some ideas into it.

Last, but not least, the “chicken in the barn” (not the actual name, but I tend to call all birds, “chickens”) is the quilt which won Best of Show. Again, use of color to create shadow and depth is incredible. And the quilting… well what can I say!

All of the quilts at the show had great quilting. A lot of machine quilting.

It was a great show!!!

I must apologize for not being able to name the quilts and their makers. I misplaced the paper I wrote all of the information down on. If anyone who reads this post can give me the information, I’d greatly appreciate it. Let it be re-stated that none of these quilts are my own, but quilts I saw at the Chicago International Sring Festival this year and which I greatly admire.

And so..my second post on Chicago ends….

‘Til next time